Un proyecto desarrollado por:

IRADE

Trabajadoras de Masisa, un reto a los estereotipos


Son cerca de 90 y cumplen funciones asociadas tradicionalmente a los hombres. Se trata de las mujeres de la planta Masisa en Cabrero, quienes gracias a la alianza entre el municipio y la empresa, han dado un giro a sus vidas y a la de sus familias.

En nuestra segunda experiencia del ciclo Aquí en confianza, conocimos la historia de Yoselin Morales, una madre de 27 años que, desafiando estereotipos de género, ingresó a la línea de producción industrial de Masisa.

Su vivencia es la de muchas otras que a diario llevan el sustento a sus hogares gracias a un programa de inclusión que ya lleva cuatro años de vida y se va extendiendo en el tiempo.

Valentina Medel, directora regional del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género, también se sumó al testimonio de Yoselin, destacando la importancia de la generación de autonomía económica femenina.

Por su parte, Katherinne Bobadilla, encargada del programa de Mujeres Jefas de Hogar de la Municipalidad de Cabrero, contó acerca de los orígenes de esta iniciativa colaborativa.

Finalmente, Víctor Puentes, subgerente de producción de Masisa, y René Núñez, colega de Yoselin Morales, detallaron el proceso de inclusión al interior de la planta. ¿Cómo recibieron a sus nuevas compañeras?

¡Descúbrelo!

Más Experiencias

REC, el festival al aire libre más grande de Chile

Rock en Conce (REC) saca cuentas alegres de una exitosa tercera versión. ¿Cuál es el secreto de un espacio gratuito que ya se transformó en un imperdible de la música nacional? Trabajo en equipo, colaboración sectorial y un incipiente apoyo privado.

Hualpén Suma, la construcción de una nueva realidad

Ni el patio trasero de Talcahuano ni Hualpencillo. Los vecinos de Enap Refinerías aseguran que hoy cuentan orgullosos que viven en Hualpén, una comuna que quiere encumbrarse a mejores horizontes.

Central y Parque Angostura, mucho más que energía

Un parque con fuerza emprendedora local y alto potencial turístico convive a diario con la generación de energía. Ubicada en la precordillera del Biobío, la central hidroeléctrica Angostura comienza a ver los frutos del trabajo asociativo.